Phytophthora en almendro

En algunas plantaciones se ha podido observar que ​árboles jóvenes de entre 2 a 5 años quedan repentinamente secos​. Este suceso no se comprendía, incluso se apuntaban a razones equivocadas como falta de hidratación. No obstante, nada más lejos de la realidad, se pudo encontrar que ​el agente causante de esta muerte era el hongo ​Phytophthora,​ ​el cual se activa en condiciones de excesiva humedad y/o agua.

La Phytophthora se trata de una de las enfermedades del almendro más difícil de erradicar una vez se ha instalado en el huésped aunque fácil de controlar o frenar. Para hacerse a una idea de la fatalidad que puede acarrear esta enfermedad del almendro, queremos recordar que fue un tipo de Phytophthora la que en 1854 afectó al cultivo nacional de la patata irlandesa. Este suceso sumió al país entero en lo que hoy conocemos como la gran hambruna. Y es que la marca oscura que lleva este organismo está grabada en su propia etimología que significa, algo así como, destructor de plantas.

Nos referiremos en este artículo al ​Phytophthora como un hongo, aunque realmente es un organismo que técnicamente se llama Oomycetes. No obstante, para entendernos es mejor hablaremos en términos de hongo.

¿Qué es la enfermedad de podredumbre de cuello y raíz del almendro?

Esta enfermedad como su propio nombre indica ataca el cuello y la raíz del árbol. Y es, como hemos mencionado, ​un hongo muy resistente que puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza ​para el agricultor. No solo porque erradicarlo es casi una misión imposible sino porque esta enfermedad, si no se detiene, puede afectar gravemente al cultivo en términos cuantitativos y cualitativos.

El ​Phytophthora ​es un entomopatógeno que se activa especialmente en cultivos intensivos y puede permanecer varios años sobre sustratos orgánicos como restos vegetales y hummus. Es decir, ​puede permanecer latente en el suelo, independientemente de su huésped hasta que las condiciones de temperatura y humedad son las precisas para su activación fúngica.

Para más​ inri ​este organismo puede desarrollar el ciclo de manera sexual o asexual, según las condiciones del suelo. ​La facilidad reproductiva de este hongo hace que haya muchas posibilidades de contagio a una planta en condiciones húmedas y temperatura calida ​(primavera). En este caso, la variedad de almendro que se cultive jugará un papel muy importante ya que hay especies más susceptibles que otras.

Síntomas que aparecen cuando ataca el Phytophthora en almendro

Como ya hemos comentado el hongo puede permanecer latente en el suelo sin proceder a la infección. Y no será hasta que las condiciones climáticas sean las ideales que el organismo no empezará a infectar a su huésped.

El hongo entra en el árbol a través de las raíces absorbentes que son aquellas destinadas a recoger los líquidos y nutrientes del suelo. ​Una vez se instala dentro, el hongo afectará a las propias raíces que impedirán el fluir de la savia. ​Este primer ataque desencadena el resto de síntomas como necrosis paulatina del tronco, cortezas agrietadas, exudaciones de resina y el cambium oscuro.

Estos primeros síntomas los empezaremos a ver a finales de invierno principios de primavera ya que, justamente, es la época en la que se conjuga una alta humedad con un clima más cálido de lo normal lo cual es perfecto para la ​Phytophthora en almendro.

Otros síntomas en los que podemos observar la enfermedad de podredumbre de cuello y raíz de almendro son:

  • Sequedad de las hojas​ aunque el riego y la humedad sean altas.

  • A medida que el hongo avanza se crearán ​más manchas marrones o amarillentas en los tallos​ o chancros.

  • Una de las principales características es que ​la vigorosidad del árbol se verá visiblemente afectada​ y el tamaño de las hojas y el fruto será más pequeño al habitual.

A la hora de actuar debemos tener en cuenta que este hongo infecta de manera muy rápida y la podredumbre avanzará a ritmo vertiginosos ya que impide la libre circulación de la savia.

¿Cómo prevenir la podredumbre de cuello y raíz?

Una de las primeras condiciones preventivas para esta enfermedad es ​cuidar el estado general de nuestro cultivo ya que la penetración inicial puede hacerse a través de heridas superficiales​ o aberturas naturales. Además, como ya hemos mencionado en otros artículos hay algunas variedades de almendros más susceptibles que otras a padecer esta enfermedad.

A parte de esto, te mostramos otras acciones preventivas que te ayudarán a reducir al máximo las posibilidades de que tu plantación de almendros sufra por la ​Phytophthora.

  • RIEGO: esta es una de las acciones más importantes a tener en cuenta a la hora de prevenir la ​Phytophthora y​ es que e​l foco de contagio más habitual es un suelo con excesiva humedad y poco oxígeno.​ Concretamente hay una práctica que se debe evitar y es que si el árbol ha transcurrido por un largo periodo de sequía, no se debe proveer inmediatamente de excesos de agua. Así evitamos que el hongo aproveche el debilitamiento del almendro para infectar.
  • ESTABLECER SISTEMAS DE DRENAJE: a la hora de prevenir este hongo lo ideal es reducir básicamente que se concentre humedad y falta de oxígeno en el suelo. Por eso, instalar un buen sistema de drenaje ​para que el agua no se encharque es una buena acción preventiva.
  • LIMPIEZA DEL FOCO INÓCULO: como hemos mencionado el ​Phytophthora ​puede sobrevivir en materia orgánica del suelo. Por eso a la hora de podar un árbol infectado debemos ​limpiar elementos susceptibles a ser portadores del hongo. ​De la misma forma, si queremos replantar en una zona donde ha habido infección, deberíamos limpiarla y dejarla descansar con cultivo herbáceo.

Qué acciones tomar frente a la aparición del hongo Phytophthora

En los avances agrícolas están destacando los métodos ecológicos que proponen acciones preventivas para eliminar o disminuir al máximo las prácticas de curación. En el caso de encontrarnos con el ​Phytophthora ​debemos ​revisar nuestro sistema de riego ya que es muy probable que el problema esté ahí.​ Lo primero será eliminar el dosificado de riego o ponerlo lejos del cuello del almendro. En muchas ocasiones se ha podido eliminar casi por completo esta enfermedad simplemente con revisar y modificar el sistema de riego que se esté utilizando.

También se están probando materias activas fortificantes para combatir dicha enfermedad como el fosfato de aluminio 82%, fosfonato potásico 95% y trifosfato bicúprico 20% que se introducen al almendro a producir sustancias sintetizadas que sirven de mecanismo de defensa natural contra hongos endoparásitos como ​Phytophthora.

Cuenta con expertos para olvidarte de la Phytophthora

Desde Isaticar Agro sabemos la importancia de controlar tu cultivo. Por eso nos ponemos a tu disposición para poder asesorarte en cualquier aspecto referente a tu cultivo.​ Deja tus almendros en manos expertas que te aseguren las mejores prácticas culturales y preventivas. ​Así mismo te asesoramos con los mejores productos que erradiquen o minimicen el impacto de la phytophthora o cualquier enfermedad en tu cultivo.

Otras enfermedades del almendro

¿Quieres evitar o erradicar la phytophthora en tus almendro?

Llámanos sin compromiso, nuestro equipo de expertos está aquí para ayudarte.

Escríbenos si lo prefieres: